Monitores gaming

Las mejores ofertas de compra

¿Un buen monitor para gaming tiene que ver sobre el rendimiento del jugador? La respuesta es SI

Te presentamos unas muy buenas opciones de compra con monitores compatibles con las tarjetas graficas de AMD y Nvidia para jugar a tus juegos online.

Miraras con otros ojos cuando te sumerjas en la experiencia de un monitor de 144hz o más.

Los monitores gaming, por regla general, ofrecen los mejores ratios de refresco, las mejores resoluciones y la mejor experiencia de juego posible. De diferente formato y tamaño, incluso con panel curvado, te explicamos los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar uno de ellos, así como los modelos con una buena relación calidad y precio para ser adquiridos.

Consejos de compra

Hay que tener en cuenta estas características antes de comprar un buen monitor gaming.

Resolución y frecuencia de refresco

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta es la resolución. Si es muy positivo tener una densidad de píxeles súper alta en la pantalla, de manera que los juegos y las imágenes se vean nítidos y realistas, el extra de píxeles también implica mayor potencia gráfica.

También puedes verte tentado por uno de los monitores con pantalla UHD (también conocidas como modelos 4K). Pueden manejar 8,2 millones de píxeles, lo que se traduce en mejor calidad. Pero el mayor detalle sacrificará cuadros por segundo.

 

Los monitores gaming 4k actuales tienen el límite en los 60 Hz. Para jugar juegos a esta calidad, deberás poseer también una tarjeta gráfica con alto rendimiento. Los monitores de resolución más baja, por su parte, ofrecen una frecuencia de actualización de hasta 240 Hz.

Nuestro consejo pasa por optar por lo que actualmente ofrecen los modelos QHD con resoluciones de 2560 x 1440 píxeles. Es un valor superior al ofrecido por un monitor estándar de tipo 1080p sin tener que comprometer las frecuencias de actualización.

Ten en cuenta que debes jugar a la resolución nativa del monitor para tener una mejor experiencia de juego.

  

La tecnología del panel

El tipo de panel utilizado por el monitor es el segundo aspecto más importante a tener en cuenta a la hora de comprar un monitor gaming. El mejor rendimiento suele ir asociado a los modelos con tecnología de paneles de tipo TN aunque fallan en los colores, son los más usados por jugadores competitivos.

Las pantallas Nematic curvadas tienden a tener tiempos de respuesta más rápidos, lo que es más importante para los juegos que otros aspectos como la precisión y el contraste de color.

El tamaño más habitual que encontrarás en los monitores será de 24 y de 27 pulgadas, pero si estás buscando alguno más grande, tu mejor opción será optar por una pantalla IPS o VA. Ambas ofrecen experiencias de visualización premium, pero a un coste superior.

En lo que respecta a paneles curvos, son muchos quienes se decantan por esta sensación de pantalla envolvente con una experiencia de juego que a priori parece más inmersiva que la ofrecida por las pantallas planas.

 

Monitores gaming para Gráficas con G-Sync vs Freesync

Con la llegada de estas tecnologías de procesamiento gráfico, puestas en marcha tanto por Nvidia como por AMD, lo que se consiguió es que los monitores ajustaran la frecuencia de actualización a la señal de salida de la tarjeta gráfica, evitando ciertos retardos de sincronización.

Así, en la actualidad existen dos tipos de actualización adaptativa: FreeSync de AMD y G-Sync de Nvidia. Básicamente, ambas ofrecen lo mismo, pero claro está: cada una de ellas debe estar asociada a la marca de tarjeta gráfica o GPU que impera en tu equipo.

G-Sync de Nvidia cuenta con hardware dedicado dentro del monitor para impulsar la actualización adaptativa, por lo que las pantallas compatibles G-Sync son algo más caras.

En el caso de AMD, el fabricante optó por agregar nuevas funciones a la especificación DisplayPort ya existente, en lugar de ofrecer hardware adicional. Eso significa que los monitores FreeSync suelen encontrarse a un precio más barato.

Puertos y conexiones

La mayoría de monitores para gaming ofrecen más de una conexión de entrada, hasta el punto que algunos pueden llegar a ofrecer una combinación de puertos HDMI, DisplayPort e incluso DVI, cada uno con sus propios beneficios.

Si bien DVI resulta bastante útil por su amplia adopción, nos aseguraremos de que el monitor tenga al menos una conexión HDMI y otra DisplayPort. De esta forma, será posible cambiar rápidamente entre múltiples entradas a través de los controles de la pantalla.

¿Por qué HDMI o DisplayPort?. Tanto HDMI como DisplayPort ofrecen transferencia de audio y vídeo, permitiendo que el audio del PC se reproduzca a través de los altavoces de la pantalla sin la necesidad de utilizar cables adicionales.

 

Si bien ambos también ofrecen reproducción en calidad 4K para juegos de gama alta, deberás asegurarte de que tanto la GPU como la pantalla ofrezcan compatibilidad con las especificaciones de HDMI 2.0, DisplayPort 1.3 para los juegos de 4K a 60 fps.

Salidas de audio

En los monitores gaming no es un dato relevante la salida de audio dado que los PC con configuraciones avanzadas suelen garantizar un procesamiento de audio mejorado. No obstante, siempre es interesante si vienen con salida de auriculares para un uso inmediato.

  • Reviews Realizadas

Deja un comentario